Aránzazu Alvaro

Escritora, redactora y blogger

El vuelo de las abejas

Posted by on may 11, 2016

Abeja volando

La última vez que te vi, estabas tumbada sobre una cama blanca y doblada, una serpiente transparente salía de tu brazo y una línea verde daba saltos sobre la oscuridad. Sostuve tu mano pequeña y redonda entre las mías. Hablaste casi sin voz y muy bajito

-Abejas, hay muchas abejas. Tráeme una cucharilla de la cocina. ¿Quién eres?

Sonreí, te tranquilizaste y me vi entre las arrugas de tu cara de nuevo. Recordé las miles de veces que me habías preguntado de dónde había sacado mi nariz y mi barbilla partida y te había contestado “De ti”. La vida de una abeja de la miel puede ser de seis semanas o más. Durante ese tiempo, las abejas son muy activas y van en busca de alimentos, almacenan néctar, alimentan a las larvas y producen miel.

Te recordé caminando con mucha dificultad. Jamás renunciaste a vivir en tu casa, a tus tacones, a tu falda por debajo de la rodilla, a tu abrigo de astracán negro y a tu peluca color ceniza. Me mirabas, veías mis vaqueros rotos y tus labios pronunciaban frases que zumbaban en mis oídos.

-Esos pantalones están rotos, yo te los coso, no te preocupes

-Hija, de verdad, que cosas más raras os compráis los jóvenes.

-Abuela, están nuevos, me los compré ayer.

Hubo un tiempo en el que no quería parecerme a ti, no quería verte, no quería ir a tu casa llena de fotos descoloridas, no me gustaba tu olor a Chanel número 5, deseaba sentirme joven y no ver como perdías vida a cada paso con tus muletas. Te rechazaba, huía de ti, me movía alejándome, pero tenía un secreto, conocía la distancia y la forma de volver y sabía que tú me guiarías. Las abejas de la miel se comunican entre sí a través de la danza en el aire. Si una abeja vuela hacia el sol indica a sus compañeras que esa es la dirección en la que encontrar comida.

-Nunca me gustó tu novio.

-¿Y me lo dices ahora?

-Claro, cuando te lo voy a decir. Cuando estabas con él no tenía sentido, no me hubieras hecho ni caso.

-Abuela, eres el colmo, pero la verdad es que tienes toda la razón. No era para mi.

-Solo quería acostarse contigo. No era un buen chico.

-¡Abuela!

-Es verdad, era un caradura. Te mereces algo mucho mejor, cariño.

Los zánganos no ayudan a juntar comida, ni a hacer cera, limpiar o cuidar a los jóvenes y no pueden volar bien. Su único propósito en la vida es copular con la reina. A veces me acercaba, y hablábamos de tu vida, de la mía, de lo que era mejor y peor, nunca estuvimos de acuerdo, pero me dabas alas. Una vez te escuché hablar con mi otra abuela y decir que yo era distinta a mi hermana, que ella era más cariñosa que yo. Esa frase se imprimió en mi como un sello de diferencia. Yo era peor. Sentí que no me querías, que la querías a ella.

-¿Abuela cómo nacen las flores?

-Las abejas las ayudan. Tienen pequeños pelos que recogen el polen y lo transportan de una flor de una planta a otra para que nazca una nueva flor.

Según el clima y la tierra, muchas flores pueden atraer a las abejas de la miel. Estas flores son las del albaricoquero, la acacia rosada, el almendro, el cerezo, el ciruelo, la lavanda, la menta. La última vez que no te vi, me di cuenta de que habías volado por mis años, sin hacer apenas ruido, moviendo tus alas muy deprisa para mantenerte quieta frente a mi. Habías dejado una huella que solo podía ser tuya en el aire que me rodeaba, en mi piel y en mi mente. Nos separaba un cristal, tu descansabas entre madera y flores y yo te di la espalda, ya no te pude mirar porque sabía que no estabas.

Cada abeja vuela de una manera distinta, describe acrobacias en el aire, con un estilo propio e irrepetible.

ComparteEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
Suscríbete

1 Comment

  1. Muy buen artículo! Al fin y al cabo, las avejas son espejo y alma del ser humano. A pesar de que vuelen diferente, al final ese vuelo les hacen ser únicas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Abrir la barra de herramientas